Decorar habitaciones infantiles | 5 consejos a tener en cuenta



habitaciones-infantiles-online
 
Cuando pensamos en decorar el dormitorio de un bebé, a menudo, imaginamos la gama de colores con la que nos gustaría pintarla y, casi sin quererlo, partimos del color rosa o del azul, según sea el sexo de nuestro hijo.

Pero en la vida, ni todo es blanco, ni todo es negro, y si nos ceñimos a esa manera de ver las cosas, nos estaremos perdiendo una amplísima gama de tonos grises, que seguramente encajarían mejor con lo que en principio hubiesemos querido. ¿Eligirías un dormitorio en tonos magenta para tu hijo?, ¿y uno en color azul combinado con el color capuchino para una niña? ¿Por qué no?

habitaciones-infantiles-online

habitaciones-infantiles-online


Afortunadamente con el tiempo hemos derribado esos clichés, que encasillan los colores a los sexos, y hoy en día tenemos absoluta libertad para elegir cualquier gama cromática, sin importar si nuestro bebé es chico o chica.

habitaciones-infantiles-online


Pero, como supongo que el tema de los colores es algo muy personal, que no puedo abarcar todas las combinaciones posibles en este post, (mejor dejarlo para un próximo artículo más específico), ni mi intención es hacer cambiar de opinión sobre este tema a nadie, en este post me centraré más en aquellos aspectos que toda habitación infantil debería cumplir a rajatabla...

habitaciones-infantiles-online
 
Porque si sigues estos consejos que hoy voy a darte, y que sirven para absolutamente toda clase de dormitorios infantiles, independientemente del sexo que tenga tu hijo, seguramente dormirás más tranquilo/a sabiendo que su habitación es la más adecuada y segura para él.

habitaciones-infantiles-online


Y ya, sin más preámbulos, paso a enumar estos consejos para decorar una habitación infantil, que considero imprescindibles para este tipo de habitaciones:

habitaciones-infantiles-online

El color en la habitación infantil

Hablaré de ello con más profundidad en próximos posts, porque el tema el color abarca muchos aspectos que hay que tener en cuenta, así que hoy me centraré en lo más básico respecto a este tema.

No es lo mismo elegir un color para la habitación del bebé, que hacerlo para cuando el niño ya tiene una edad más avanzada. Para los primeros años de vida, lo mejor es elegir una gama cromática formada por colores de tonos suaves, que transmitan luz, claridad y amplitud, y aporten paz y sosiego al bebé.


La decoración de las paredes en la habitación para bebés

Si has pensado en decorar las paredes del dormitorio de tu bebé con un friso que divida la altura de la pared en dos, para jugar con dos colores o tonalidades distintas del mismo color, hazlo con cuidado, ya que esto estimulará sus sentidos y no es conveniente excederse en formas y/o colores fuertes que puedan provocarle nerviosismo.

Lo mismo ocurre con los cuadros, vinilos, el papel o los dibujos pintados directamente en la pared, tan de moda últimamente. Úsalos con cuidado y piensa que siempre, en este época de su vida, es mejor un dibujo de tamaño medio que uno excesivamente grande y colorido.

 

Complementos decorativos para el dormitorio


Cuando elijas las cortinas y colchas para una habitación infantil, no uses estampados con motivos repetitivos en ambos, ya que esto podría afectar negativamente a su imaginación, a largo plazo. Una combinación de varios dibujos distintos, tampoco excesiva, es la mejor elección que puedes hacer.



La iluminación en las habitaciones infantiles


Muy importante es cuidar la iluminación de los dormitorios para bebés, que ha de ser muy específica y concreta, y ha de ser tratada adecuadamente. Por una parte, debemos tener en cuenta que durante las horas nocturnas de sueño del bebé, la iluminación debe ser tenue, para lo que podemos utilizar un aplique en la pared, una lámpara de sobremesa, o ambos tipos de luz para utilizarlas según nos convenga.



Este tipo de luminarias te servirá para contar con luz puntual, que te ayudará a transitar por dentro de la habitación, y a poder vigilar la cuna, sin necesidad de usar una iluminación general fuerte, que pueda molestar o causar transtornos en el sueño al bebé.



Algo que debes tener muy en cuenta, en este sentido, es el de la seguridad. Trata de evitar poner la lámpara de sobremesa o los cables, al alcance del bebé, para evitar cualquier tipo de accidente.

 


Para el momento de cambiar y lavar al bebé, sí necesitarás tenerlo todo bien iluminado, y tendrás que echar mano de una iluminación más general, para lo que te servirá un plafón de techo, focos empotrados o una lámpara colgante. Este tipo de luz debe iluminar bien todo el dormitorio.


El mobiliario infantil

Si es tu primer hijo, probablemente pensarás que vas a necesitar todo tipo de muebles y auxiliares infantiles donde guardar la ropa y utensilios del bebé, sin embargo, una habitación infantil no necesita demasiado mobiliario. Así que amuéblala con lo imprescindible.

Un cuna, o mejor, un convertible al que le sacarás más provecho, ya que le servirá hasta una edad más avanzada, un cambiador y un pequeño armario o módulo con cajones y estantes, serán más que suficientes. Existen cunas convertibles que reunen todos estos módulos en un sólo mueble, liberando mucho espacio en la habitación.




Durante estos primeros años de vida, el bebé necesitará de ese espacio para él, y tú podrás instalar en él una alfombra, donde pueda empezar a gatear y a jugar con sus primeros juguetes.



Y básicamente, estos son los que yo considero, los mejores consejos que te puedo dar en cuanto a habitaciones para bebés, relacionadas directamente con el mobiliario y la decoración de este tipo de dormitorios.

 


¿Crees que nos hemos dejado algún consejo importante? Compártelo con nosotros, dejando un comentario al final de este artículo, y ayudarás a todos los que lean este artículo y no tengan experiencia y no sepan cómo amueblar una habitación para bebés. ¡Todos te lo agradeceremos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario