Decorar dormitorios juveniles: 5 errores que no debes cometer

Ya lo dice el refrán: 'La experiencia es un grado', y en estos más de 30 años que llevo dedicados al diseño e instalación de mobiliario para niños, he visto muchas clases de errores por falta de planificación. Y en este post te indico cuáles son los 5 más comunes.

Si no quieres cometerlos tú también, mejor será que dediques un minuto a leerte estos consejos.





1.-Elegir la lámpara de techo equivocada. Quizás te parezca algo obvio, pero me he encontrado casos en los que, al abrir las puertas del armario tropezaban con la lámpara, al haberla instalado colgante. Tenlo en cuenta y, si no lo tienes claro, elige un plafón de techo.

2.-Pintar la habitación antes de elegir los muebles. Tienes una amplísima gama de colores para aplicarlas a las paredes, pero en mobiliario dispondrás de una carta mucho más limitada entre la que elegir. Por mucho que tengas claro qué color quieres poner en las paredes y cual en los muebles, igual te encuentras con tonalidades que no casan bien con el color con el que has pintado a la habitación.
Déjate la elección de la pintura del dormitorio, para cuando ya hayas elegido el color del mobiliario.




3.-Ignorar por completo el suelo de la habitación. Con la importancia visual que tiene y qué pocas veces se tiene en cuenta si es claro u oscuro, si contrastará o combinará bien con el color del mobiliario que has elegido, y cómo afectará al aspecto final del dormitorio.

4.-Sacrificar la luz natural. En habitaciones para niños nunca deberíamos elegir un color oscuro como predominante, ni en mobiliario ni en paredes. Disponer de mucha luz natural es un privilegio que se debería potenciar y su carencia deberías combatirla utilizando colores también claros.

5.-Ir a la tienda con una idea inamovible. A veces no contemplar otras opciones de distribución del mobiliario puede hacer que el resultado final no sea el más óptimo. Lo mejor es que dejes que el profesional que te atiende te dé todas las opciones disponibles para el espacio de tu habitación, y después tú elijas la que más te convenza.

Respecto a este último error, te vendrá bien conocer el caso de la habitación infantil de Laura y David, que afortunadamente cambiaron su idea inicial para sacarle más provecho a su habitación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario