10 ideas de dormitorios para dos niños

 ¿Buscando ideas para amueblar un dormitorio para tus dos hijos? Da igual como sea la habitación: Estrecha y alargada, cuadrada, pequeña... Existen soluciones para todas ellas.
 




Sólo hay que saber elegir la distribución que mejor se adapte a las medidas del cuarto y que mayor partido le saque a los metros disponibles.

Cuando la habitación es muy reducida, o tiene poca luz, lo mejor es optar por las camas compactas. Son muebles más bajos, y por tanto con menos peso visual, y al tener relativamente poca altura son ideales para los papás que tienen miedo de que el niño que duerme arriba, pueda caerse.

Como la cama compacta que ves a continuación. Que además te permitirá guardar la segunda cama dentro de la otra durante el día, ganado mucho espacio para que jueguen o dispongan de más espacio en la zona de estudio, como en este caso.


Otra opción, aunque sólo apta para habitaciones de dimensiones muy generosas, es colocar ambas camas compactas en L. Así, podemos guardar ropa, mantas y otros objetos en cada una de las camas.



La misma disposición de camas en L, pero manteniendo las dos camas a la misma altura, nos ofrece un poco menos de espacio para almacenaje en su interior, pero a cambio nos da más seguridad si quienes duermen en ellas son peques de poca edad todavía.

Cuando los metros no hay por donde "ensancharlos", siempre podemos recurrir a las camas abatibles. Como ves, en una habitación de muy pocos metros, podemos contar con una cama para cada niño, y durante el día, al guardarla, disponemos incluso de una zona de estudio con una amplia mesa para estudiar.



Las camas abatibles verticales son una buena opción también, si el espacio nos permite poder abrirlas como comodidad, ya que ocupan mucho más cuando están abiertas, que las camas abatibles horizontales de la anterior idea.

Además, podemos aprovechar los costados para instalar aunque sea algún pequeño armario para ropa, e incluso una estantería entre las dos camas donde poder dejar sus cosas a la vista cuando las camas estén cerradas durante el día.


Mucho menos espacio necesitan las literas abatibles. Aunque, de nuevo, tendremos a un niño durmiendo en una cama en alto. De modo que para poder recurrir a ellas, tendrás que vencer antes tus miedos a que duerma uno de ellos en la de arriba, si es que tus peques son de corta edad.


Lo mismo ocurre con las camas tren, aunque estos pueden parecerte más seguros, sobre todo si para acceder a la cama superior, lo hacen a través de una escalera de peldaños como la del siguiente ejemplo. Eso sí, tendrás que tener en cuenta si es posible poner este tipo de escaleras en la habitación, ya que necesitarás al menos unos 50 cms. extra para poder ubicarla al lado de la cama.


Cuando los metros escasean, el mueble clásico de toda la vida: La litera, sigue siendo uno de los recursos más utilizados en habitaciones para dos niños.


Y al igual que ocurre con los trenes, también podemos disponer de una escalera de peldaños para subir a la cama superior. Mucho más segura que las clásicas escaleras de metal, totalmente verticales.


Y, para terminar, una litera en L puede ser una buena opción y divertida para ellos. Necesitarás un ángulo también donde poder instalarlas, pero ocupan mucho menos espacio que las camas compactas en L, ya que en este caso, la mitad de la cama inferior queda metida debajo de la cama de arriba.


¿Qué?, ¿te ha gustado alguna de estas ideas, o todavía no has encontrado la que te convenza?





Sea como sea, existen soluciones para prácticamente todo, ya que también podemos hacer un mix litera-cama abatibles o cama compacta-cama abatible... sólo es cuestión de imaginación, y en Singulárea de eso tenemos mucho. Ven y lo comprobarás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario