De habitación de invitados a dormitorio infantil

La habitación de invitados suele acabar convirtiéndose en una especie de leonera, donde van a parar las cosas de las cuales, casi siempre, te cuesta desprenderte: Muebles que no sabes ya donde colocar, ropa de cama que pasó de moda, etc, etc...
En este caso, había que hacer un trabajo de restyling para convertir la habitación de invitados, en una divertida habitación para el niño más pequeño de la familia.


Los hijos de Ginés duermen todavía juntos, a pesar de ser niño y niña, por expreso deseo de ellos desde bien pequeñitos. Pero ahora, su hija, la mayor de los dos, ya pide un poco de independencia. 

Así las cosas, a la habitación que en principio se destinó a invitados, había que hacerle un restyling, manteniendo sólo aquellos muebles que Ginés y su mujer habían decidido conservar por diversos motivos.
Nos encontramos pues, con una estancia repleta de muebles de estilos y colores muy dispares, que han ido acumulándose en este espacio, conforme han ido cayendo en desuso y que se han ido apartando allí hasta transformar la habitación de invitados en un espacio caótico, sin sentido y, por otro lado, con una estética muy poco agradable.
Las condiciones de la pareja eran conservar la cama nido que tiene un gran valor sentimental para Ginés, ya que fue en la que se crió cuando vivía en casa de sus padres, y las 2 librerías de pie, al poseer una abundante colección de libros. Una vez comprobado que estos muebles estaban en óptimas condiciones para poder mantenerse, se descartaron el resto.

La cómoda que hacía conjunto con la cama tenía los cajones en mal estado y el mueble para los CD´s era fácilmente sustituible, además de no encajar en la nueva distribución del mobiliario.

Se requería unificar al máximo las funciones de almacenaje de ropa, libros y CD´s, en el menor número de muebles, para dotar de cierto orden lógico al espacio. De modo que, les planteé varios bocetos de distribución, hasta dar con el que aportara la solución más óptima.

Una vez elegida la distribución, procedí a modelar la habitación en 3 dimensiones, así como todos los muebles que iban a formar parte del nuevo dormitorio: La cama nido y las librerías que querían conservar, y el nuevo mobiliario infantil que aportaría espacio de almacenaje extra para ropa, mantas, etc... y una mesa de estudio para el niño, que ya comenzaba a necesitar su propia zona de trabajo.


Por último, había que integrar todo para conseguir crear un ambiente armónico, ya que contábamos con 3 colores de madera diferentes entre sí. Procedimos, pues, a pintar los muebles que se iban a conservar, en el mismo color blanco que llevarían las estructuras del mobiliario nuevo que se iba a introducir.

Al armario empotrado también se le dió un restyling, pintándolo del mismo tono visón de las paredes. Con esto, además de adecentarlo, conseguíamos integrarlo y le quitábamos peso visual, haciéndolo prácticamente invisible a la vista. Dejábamos así todo el protagonismo para el resto de muebles independientes: 2 armarios de puerta y cajones, y un armario puente que uniría ambos, por encima de la cama nido del cliente.
Pasamos a ubicar juntas las 2 estanterías que antes estaban situadas en paredes enfrentadas, y apoyamos sobre ellas la mesa de escritorio, formando así una zona de estudio bien definida.

Sobre la mesa, un estante de pared y un módulo abierto, servirían para archivar en ellos los CD´s que antes tenían en un pequeño mueble que ya no encajaba dentro de la nueva distribución.
Finalmente, sustituimos la antigua cortina por un enrollable, que aporta más ligereza y más luz natural al interior de la habitación infantil, y añadimos en esta pieza, en la ropa de cama y el resto de complementos decorativos, los toques de color necesarios para que un espacio neutro, se convierta en la habitación divertida que el peque de la casa deseaba.

Y el resultado salta a la vista que es más atractivo visualmente, práctico en cuanto a uso, y mucho más ordenado que el espacio caótico que había con anterioridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario