8 consejos para mantener sus juguetes ordenados en su cuarto

Debes planificar de antemano qué espacios dedicarás a guardar mantas, su ropa, así como mantas y edredones, y dejar las partes más bajas de los muebles a su disposición, para que guarde en ellas sus juguetes, libros, etc... Trata de ver su habitación desde el punto de vista del niño, el cual es mucho más bajo que el de un adulto, y deja volar tu imaginación como en algunos de los ejemplos que te muestro a continuación.





1.-Destina los cajones más bajos de la cama para que guarde sus juguetes.  Pónselo fácil, así, cuando le mandes recoger, le resultará una tarea menos pesada. Créale el hábito de ser ordenado desde bien pequeñito. Al principio deberás prestarle su ayuda y nunca ceder a que queden todos los juguetes desparramados por el suelo. Déjale claro que mientras no queden guardados, no podrá dedicarse a otra cosa.



2.-Recurre a muebles integrados en lugar de a auxiliares. Sustituye los jugueteros por arcones donde poder guardar primero sus juguetes, y más adelante mantas, edredones y otros objetos de tamaño voluminoso.




3.-Las librerías de pie, donde almacenar cuentos y exponer peluches, deben tener espacios cerrados con puertas o cajones. Guarda en el interior de estos huecos cerrados, las cosas que no "encajen" con el resto de cosas expuestas. Así evitarás el caos que se crea al juntar objetos de distintos tamaños, formas y colores. Deja a la vista sólo aquello que más se utilice y que mantenga el espacio en armonía.



4.-Elige también los estantes de colgar cerrados con puertas. Si no todos, al menos la mitad de ellos. Además, la parte superior de estos módulos te servirán como apoyo para libros y otras de sus cosas.




5.-Si no puedes renunciar a espacio para su ropa y la tuya, echa mano de recursos creativos. Por ejemplo, instalando en un pequeño rincón colgadores a su altura, donde pueda guardar sus cosas.




6.-Usa tu imaginación para reubicar algunas cosas. Cuando empiece a acumular libros, trofeos u otros objetos de peso, libera el espacio de las librerías y pon sus peluches, que son mucho más ligeros,  en soportes originales que además aportarán un toque decorativo original a su dormitorio.






7.-Si almacenas objetos viejos sobre el armario, hazlo de manera distinta. En lugar de amontonar cajas de juguetes con sus cajas originales, sustitúyelas por cajas o cestas de igual tamaño y color, o al menos que combinen bien entre ellas.



8.-Deshazte de los juguetes que ya no utiliza. Si ya se ha olvidado de ellos, regálaselos a quien pudiera serles de utilidad. Muchos niños (y madres) te lo agradecerán.






No hay comentarios:

Publicar un comentario