Qué colores elegir para una habitación de bebé

Elegir el color para la habitación de tu bebé no es sólo una cuestión estética. Debemos tener en cuenta también como efectará éste al niño. Hoy abordo este tema para tratar de ayudarte en esta elección. 




Como ya indiqué en un artículo anterior 5 consejos para decorar una habitación infantil, no es lo mismo elegir un color para la habitación del bebé, que hacerlo para cuando el niño ya tiene una edad más avanzada.

Ya sabrás que, para los primeros años de vida del bebé, lo aconsejable es que te decantes por una gama cromática de colores suaves, ya que éstos le transmitirán calma, que es lo que se pretende conseguir en su dormitorio.



Sobre una base de color claro, que aporte luz, como el blanco roto, (siempre menos duro que el blanco puro), cualquier color tierra e incluso el gris, podemos combinar un segundo color, o distintos tonos de éste.



Lo mejor es aplicar el color que formará la base del dormitorio en las superficies más grandes, como paredes y estructuras de muebles, y combinar a continuación un segundo o tercer color en los detalles más pequeños: Frisos, vinilos, estampados de cortinas y ropa de cama, cajones y tiradores del mueble, etc...



Recuerda que se trata de conseguir un ambiente relajante, que aporte paz y sosiego al bebé, por lo que no es aconsejable que exista mucho contraste entre colores.




No hay comentarios:

Publicar un comentario