Cómo decorar las paredes de una habitación infantil

Hoy en día existen múltiples opciones para decorar las paredes de un dormitorio infantil. Detalles que aportan personalidad, originalidad y diversión a este espacio. Además, no son difíciles de aplicar. ¿Echamos un vistazo a algunas de estas opciones? 



Una de las técnicas más utilizadas es el stencil o estarcido. Sobre una base, generalmente unicolor, se pintan en otro color los dibujos que formen la plantilla elegida. En el siguiente caso podéis ver como se ha aplicado una plantilla con nubes blancas sobre un fondo gris claro.



Muy de moda también está la decoración con objetos 3D. Como estas cabezas de conejo realizadas en papel de colores pastel.



Una manera muy personal de decorar la habitación de los niños es pintar las paredes en un tono neutro muy claro, como el blanco roto, y colgar en ellas todo tipo de objetos coloristas hechos por ti o por los niños: tarjetas, atrapasueños, dibujos...


La utilización de vinilos para decorar sigue siendo uno de los recursos más utilizados, aunque ahora podemos encontrar diseños que nos permiten personalizarlos mucho más, dejando a nuestra elección la forma en que irán colocadas cada una de las figuras independientes que conforman la plantilla. Además, los puedes encontrar reposicionables, como los del siguiente ejemplo, lo cual te permitirá modificar el dibujo a tu antojo.


Otra forma muy original de pintar las paredes de una habitación infantil, es crear un friso irregular. En el ejemplo siguiente, puedes ver como se ha aplicado un diseño imitando un paisaje de montañas y se ha jugado con dos tonos que luego predominan también en los complementos textiles del dormitorio.



No podía faltar el papel pintado. El clásico, o el más innovador, que también existe reposicionable, como los vinilos, lo cual además te ofrece una ventaja añadida: Lo puedes aplicar tú mismx. ;)



Una variante de este papel pintado reposicionable, son los diseños para colorear. Con ellos, tu hijx se entretendrá al tiempo que aportará un toque personal a su habitación.



Parecidas al estencil, pero mucho más fácil y rápidas de colocar, son las calcomanías de vinilo. Las tienes de muy distintas formas, tamaños y colores y su colocación también es libre, por lo que puedes crear tu propio diseño para poder adaptarte al espacio del que dispongas.


No todo ha de ser sólo mera decoración. Puedes adornar también las paredes aprovechando para crear una biblioteca en un rincón del dormitorio, y aprovechar para crear una zona de juegos junto a ella.


Una manera muy práctica de decorar es con módulos de colgar, que no sólo te permitirán crear composiciones decorativas originales, sino que además serán útiles para almacenar cuentos, peluches, etc... y podrás jugar también con infinidad de colores que añadirán alegría al espacio.


Las siempre actuales letras 3D también puedes colgarlas en las paredes con cinta autoadhesiva de doble cara. En el último ejemplo, podemos verlas combinadas también on estrellas 3D sobre una pared de pizarra.




Como ves las posibilidades son casi infinitas. Por eso, seguro que a ti se te ocurren muchas más ideas aparte de éstas. Si es así, y quieres compartirlo con todos, déjame un comentario a continuación y aporta tus propias ideas para que los demás también podamos conocerlas.
¿Te animas? :)





No hay comentarios:

Publicar un comentario