De habitación para una, a dormitorio para dos


Gustavo y su mujer vinieron ya hace unos años a amueblar una habitación para la peque de la casa... pero con el tiempo, la peque pasó a ser la mayor, así que tuvimos que re diseñar el espacio y añadir una segunda cama para que ambas niñas durmieran juntas.




Para aprovechar la cama compacta que ya tenían para su hija mayor, añadimos una litera difána en cuya parte inferior iría dicha cama que ahora pasaría a ser propiedad de la más pequeña.


La escalera estructural es, junto con la escalera lateral de 4 peldaños, la más segura para acceder a las camas en alto. Es por esto que esta fue la elección de Gustavo y su mujer. Bueno, y porque así se ahorraban espacio para poder instalar en él una librería con puertas donde ambas niñas guardan sus cuentos, peluches y juguetes.


La habitación ha quedado de lo más colorista, como debe ser en cualquier dormitorio infantil, y ahora ambas princesas comparten cuarto cada noche. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario