Ideas para crear una zona de juegos infantil

Ya sea una habitación independiente, o un espacio dedicado dentro de su dormitorio, es muy importante que crees una zona de juegos en tu casa, que además de entretenerlos, los mantenga, al menos durante un tiempo, alejados de la televisión, la tablet, etc...






Lo esencial en una zona de juegos es que estimule sus sentidos y el niño pueda desarrollar libremente su imaginación. Por ello, no deben faltar en este espacio los cuentos. Para almacenarlos de una manera original, puedes exponerlos sobre estantes en un rincón, a modo de biblioteca.



Cuando comienzan a garabatear, te vendrán muy bien los vinilos de pizarra que puedes encontrar con diferentes formas y tamaños. Son fáciles de colocar y no requieren mucho espacio de pared. Pero recuerda colocarlos a su altura para que les sea fácil dibujar en ellos.



Si dispones de suficiente espacio para aplicar en una pared pintura de pizarra, puedes crear un friso, y aprovechar la parte superior para exponer sus dibujos, cuentos, etc...



Si además quieres que la pizarra sea magnética, puedes aplicar unas capas de pintura imantada, sobre la que después podrás aplicar la pintura de pizarra.


Un elemento importante en la zona de juegos infantil es el juguetero. Puedes encontrar de múltiples formas y colores, aunque lo más aconsejable es que se trate de muebles con puertas, cajones o una combinación de ambas. 

Ten en cuenta que cuanto más cosas tengas a la vista, más desordenada parecerá siempre la habitación. Dejar los juguetes ocultos, totalmente o en parte, aportará la sensación de orden y limpieza que quieres.






Por supuesto, no pueden faltar las alfombras y los poufs para que los niños jueguen sin estar directamente en el suelo. Imprescindibles también la mesa y las sillas para que puedan dibujar y colorear. Estos muebles deben tener un tamaño adecuado a la edad del niño para que les resulte cómodo sentarse y dibujar en ellos.


Cuando los niños sean un poco más mayores y tengan que dedicar parte de su tiempo libre a hacer los deberes, una mesa de estudio a su medida y unos corchos de colores donde poder colgar sus notas, te servirán para decorar también ese espacio.


No te olvides de poner mucho color, sobre todo en las zonas de ocio. A los niños les gusta rodearse de colores alegres que estimulen sus emociones, y ese espacio es ideal para dar rienda suelta a tu imaginación... y a la de los peques.

No hay comentarios:

Publicar un comentario