Cómo enseñarles a ser ordenados

Si cada vez que le pides a tu hij@ que ordene sus zapatos, ocurre esto...


Es que necesitas poner a su disposición las herramientas necesarias para que todo tenga marcado su sitio en su dormitorio. 

Veamos cómo podemos ayudarle a él/ella al tiempo que te ayudamos a ti que tu casa no se convierta en una extensión de su "leonera".







1.-Márcale bien los horarios para cada tarea: El niño ha de tener bien definidos los horarios en los que deberá dedicarse a sus obligaciones, como hacer los deberes u ordenar su cuarto, y las horas en las que podrá tumbarse en su cama para ver televisión o jugar con la tablet o el ordenador.


2.-Define los espacios para cada actividad. Es imprescindible que disponga en su habitación de una mesa de estudio para que se acostumbre a realizar allí los deberes. La mesa del comedor o de la cocina no es el lugar adecuado para ello. Aunque todavía sea muy pequeño, debe tener al menos una pequeña mesa donde comience a dibujar y colorear. Así te resultará más fácil acostumbrarle desde el principio.



3.-Destina un espacio para cada cosa. Si has incluido un arcón zapatero en su dormitorio, es para que guarde allí sus zapatos y no los deje tirados por la habitación o dentro del armario. Lo mismo ocurre con la mochila de clase o la propia ropa; su lugar es el interior del armario y no sobre la cama o la silla de estudio.




No hay comentarios:

Publicar un comentario