Cómo iluminar la habitación de un bebé

Tipos de luminarias para dormitorios de recién nacidos y cómo utilizarlas.

La iluminación en las habitaciones infantiles


Muy importante es cuidar la iluminación de los dormitorios para bebés, que ha de ser muy específica y concreta, y ha de ser tratada adecuadamente. 



Por una parte, debemos tener en cuenta que durante las horas nocturnas de sueño del bebé, la iluminación debe ser tenue, para lo que podemos utilizar un aplique en la pared i una pequeña una lámpara de sobremesa.




Disponer de ambos tipos de lámparas para bebé nos ofrecerá la posibilidad de utilizarlas según nos convenga.




Este tipo de luminarias te servirá para contar con luz puntual, que te ayudará a transitar por dentro de la habitación, y a poder vigilar la cuna, sin necesidad de usar una iluminación general fuerte, que pueda molestar o causar transtornos en el sueño al bebé.




Algo que debes tener muy en cuenta, en este sentido, es el de la seguridad. Trata de evitar poner la lámpara de sobremesa o los cables, al alcance del bebé, para evitar cualquier tipo de accidente.




Para el momento de cambiar y lavar al bebé, sí necesitarás tenerlo todo bien iluminado, y tendrás que echar mano de una iluminación más general, para lo que te servirá un plafón de techo, focos empotrados o una lámpara colgante. Este tipo de luz debe iluminar bien todo el dormitorio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario