El dormitorio de Iria


Una cama compacta con cajones contenedores y una segunda cama, una librería, unos estantes y una pequeña zona de estudio. Iria no necesitaba más pero, claro, quería que su habitación infantil fuera muy colorista.



Así que nos pusimos a buscarle un saco nórdico que le gustara, y a partir de ahí un vinilo que fuera de su gusto, personalizado con los colores de la habitación.

 Y, como no, la silla para que cuando sea un poco más mayor, pueda estudiar cómodamente en su escritorio. Todo de Singulárea.



VER MÁS DORMITORIOS DE NUESTROS CLIENTES

No hay comentarios:

Publicar un comentario