La habitación juvenil de Pau


El dormitorio juvenil de Pau fue todo un reto debido a las reducidas dimensiones de la habitación, a las exigencias de Lidia, su mamá, y las limitaciones existentes para ubicar la cama, que sólo podía ir en una de las paredes, justo debajo de la ventana.



Resolvimos la distribución a partir de este condicionante, y elegimos un armario con puertas correderas y una mesa de estudio de 140 cms. abatible, para poder cerrarla cuando Pau necesitará abrir la segunda cama para recibir a algún primo o amigo durante un fin de semana.








La mesa de estudio abatible es la pieza clave de este dormitorio juvenil tan funcional. De otra manera no hubiera sido posible contar con dos camas y una zona de trabajo, y tendríamos que haber renunciado a una de las dos cosas.












No hay comentarios:

Publicar un comentario