Trucos decorativos para que los niños descansen mejor

En un anterior artículo vimos algunas ideas prácticas para un mejor descanso del peque, centradas más en los equipos de descanso para niños, pero hoy veremos otras ideas o trucos de decoración que también te ayudarán a crear un clima en el dormitorio, que invite a dormir, soñar y descansar, que es lo más importante.





ELIGE BIEN LA CAMA





No es una cuestión sólo de estética o de funcionalidad. Porque si el niño no se encuentra seguro en ella, ¿cómo crees que va a descansar?
Imagínate que te decantas por poner en su habitación una cama block o litera, para aprovechar al máximo la parte inferior de la cama, y a tu hijx no le gustan nada las alturas. ¿Le has preguntado a él/ella antes de decidirte por un tipo de cama u otro? Es importante que sepas qué ventajas e inconvenientes tienen cada tipo de cama para niños que existen.


UN BUEN EQUIPO DE DESCANSO PARA NIÑOS

Lo más importante: Su adaptabilidad al niño y la higiene dentro de la habitación. Puedes profundizar más en estos aspectos leyendo este post anterior: Ideas para un mejor descanso del niño.




LA IMPORTANCIA DE LA ROPA DE CAMA

Cada niño, como cada adulto, tiene una forma de dormir diferente. Los hay que se mueven mucho, otros son más tranquilos... Por ello existen también distintos tipos de ropa de cama.

Por ejemplo, el saco nórdico es adecuado para aquellos niños pequeños que dan muchas vueltas durante la noche. Porque con este sistema te aseguras el que no se destapen en ningún momento.

También tienes que pensar si el niño es friolero o, por el contrario, es más bien caluroso. Porque así podrás decantarte más por una funda nórdica, por una colcha bouti o un edredón. Por supuesto, tendrás que tener en cuenta también la aclimatación del dormitorio, puesto que el saco nórdico suele llevar un relleno más fino que la funda nórdica. Aunque siempre puedes complementar con alguna manta.



EL COLOR DE LA HABITACIÓN

No hace falta decir que los colores vivos nos alteran y que los suaves nos tranquilizan. Pero esto es difícil de aplicar en dormitorios para niños, porque ellos sienten una especial atracción por los primeros.

Si vas a pintar el dormitorio con algún color vivo o alegre, que sea en la pared donde vaya apoyado el cabezal de la cama. Así evitarás que el niño pueda verlo cuando esté acostado e influya negativamente en su estado de ánimo por la noche, y por tanto le impida descansar.



LA ILUMINACIÓN EN UN DORMITORIO PARA NIÑOS
Se ha de tratar prácticamente igual que en un dormitorio para adultos, aunque quizás debamos añadir una luz suave, com una lámpara piloto, que apenas ilumine un rincón de la habitación, pero que haga que el niño se sienta seguro y ayude además a que no sufra un accidente si se levanta por la noche al baño.


LA AMPLITUD Y EL ORDEN EN LA HABITACIÓN

Lo decimos siempre y no dejamos de repetirlo. No por poner más muebles en el dormitorio, vas a tener más espacio de almacenamiento. Y muchas veces el sobrecargar los espacios contribuye al desorden, aunque suene paradójico y, por tanto, crea malestar e incomodidad, lo cual no beneficia en absoluto a que el niño se relaje en su habitación.

Otro aspecto muy a tener en cuenta es la seguridad en un dormitorio para niños. Esto será principalmente a ti a quien beneficie y le ayude a conciliar el sueño mucho mejor. Léete el siguiente artículo y lo entenderás mejor: 4 cosas prohibidas en dormitorios para niños.


No hay comentarios:

Publicar un comentario