Cómo distinguir la calidad de una cama

Sinceramente, a menos que conozcas en profundidad el sector del mobiliario para niños, difícilmente podrás distinguir claramente la calidad de los muebles que veas en una fotografía. Así, verás bonitas composiciones de dormitorios infantiles o habitaciones juveniles, y te gustará el conjunto, seguramente por la combinación de colores, la decoración del ambiente, o como se ve en general. Quizás incluso por la iluminación o los filtros utilizados en dicha fotografía.



Pero, ¿qué hay de la calidad de sus materiales y acabados? Evidentemente, si no los ves en vivo y en directo, es más que probable que no sepas apreciar las diferencias que de entrada sólo notas en el precio.





1.-FÍJATE PRIMERO EN LOS ACABADOS DEL EXTERIOR
Y descarta aquellas camas que estén fabricadas con esquinas puntiagudas en cabeceros y pieceros. Los niños juegan y corren por su habitación y estos acabados son muy peligroso para ellos.

NO: Cama nido con esquinas puntiagudas en cabecero y piecera




SÍ: Cama nido con esquinas redondeadas


Igual hasta te preguntas que cómo es posible que la habitación más económica te guste incluso más que la más cara. Y la respuesta es muy clara: Nadie da duros a cuatro pesetas, (como decíamos antes del euro). La calidad tiene un precio, y a más calidad, más alto será este.

2.-EXAMINA EL GROSOR DE LOS MATERIALES UTILIZADOS
Las camas para niños y los muebles infantiles en general, se fabrican mayoritariamente en 2 grosores estándar: 19 mm. y 30 mm. Asegúrate de que eliges tu cama en este último grosor que es donde encontrarás los mejores acabados: cantos redondeados y esquinas canteadas en PVC (mucho mejor terminados), en lugar de en melamina.

NO: Camas para niños fabricados en tableros de 19mm.


SÍ: Camas juveniles fabricadas en tableros de grosor 30 mm.



Es lógico, así que no te dejes engañar por las apariencias de una fotografía e investiga, toca y comprueba los muebles por ti mismx antes de decidirte por uno u otro dormitorio para niños. Recuerda que un mueble no es juguete, sino algo con lo que el niño se relacionará a lo largo de muchos años. A no ser que te equivoques en la elección y decidas ahorrarte un dinero que después te hará ver que lo que cuesta poco, poco puede durar...



3.-COMPRUEBA EL ACABADO DE LAS BARRAS DE LAS CAMAS
Las barras que unen cabecera y piecera de una cama juvenil (o infantil), deben tener al menos la esquina exterior, fabricadas con las esquinas redondeadas. Es lo que técnicamente se le conoce como cantos postformados. ¿Por qué? Porque los niños más pequeños bajan de la cama deslizándose sobre ellas y un canto completamente recto daña sus espinillas con la fricción.

NO: Barras de camas con esquinas en ángulo



SÍ: Barras de cama con las esquinas postformadas

Piénsalo. Porque quizás te veas en la obligación de hacer el cambio, porque el mueble ya no aguanta más, y entonces tendrás que volver a desembolsar de nuevo un dinero en una habitación nueva, esta vez tratando de invertirlo de mejor manera... y qujén sabe si llegado el momento no sea el momento económico adecuado para ti. 

Medítalo, reflexiona si lo que quieres es algo pasajero o lo que de verdad necesitas es algo que resuelva todas tus necesidades a largo plazo.

4.-PREGUNTA, PREGUNTA, PREGUNTA
No te quedes con ninguna duda. Quien te ofrece la cama (o cualquier otro mueble) para tu peque, debe conocer en profundidad el producto que vende. Así que solicita que te informe sobre la densidad de los tableros utilizados para su fabricación, el tipo de herrajes utilizados así como su composición... toda la información que puedas obtener sobre lo que quieres adquirir es buena y te ayudará a tomar la mejor decisión de compra.

Recuerda que un mueble no es juguete, sino algo con lo que el niño se relacionará a lo largo de muchos años.


No hace falta decir que todas las camas de todas nuestras series cumplen con todos estos requisitos de calidad. Por tanto, no vas a tener que preocuparte de si son o no aptas para niños y tiene una alta durabilidad. Aún así...

5.-INVESTIGA POR TU CUENTA
Para terminar, y ya que ha salido a relucir el tema de las densidades y herrajes, te vendrá muy bien leerte el artículo que al respecto escribí en el blog de Singulárea, donde te explico detalladamente cuales son los acabados de nuestros muebles. Ánimo, después de leértelo sabrás un poco más sobre esto y seguro que me lo agradecerás.






No hay comentarios:

Publicar un comentario