Inspiración | Dormitorios juveniles blancos


Sabemos que hay muchos fans de los muebles en color blanco entre nuestros clientes. De hecho, es un color que siempre ha sido muy demandado en Singulárea. Por algo sigue estando en nuestra carta de colores y acabados durante tantos años.




Y es que es el color universal por excelencia. El blanco es el color que permite cualquier combinación con otros colores, sean éstos los que sean. Pero, ¿qué ocurre con el color blanco si no sabemos decorar el resto de la habitación? Pues probablemente que te quede un ambiente desangelado... porque no todos consiguen a la primera, decorar bien con este color.

Para los fanáticos del blanco deciros que no resulta tan fácil conseguir espacios acogedores como sí lo es con otros tonos más cálidos. En cambio, la ventaja es que este color otorga al mueble un aspecto más atemporal, por lo que podemos ir jugando, no sólo con los colores complementarios para decorar la habitación juvenil, sino también con el estilo decorativo.



Que lo queremos es una habitación infantil moderna para un niño de 2 años, pues lo único que tenemos que elegir es la temática de la misma.

Podemos jugar con la ropa de cama con el diseño de su súper héroe favorito, o con una combinación de varios colores distintos, y a partir de ahí complementar con otros objetos decorativos como vinilos y lámparas, por ejemplo, y conseguir un dormitorio infantil muy colorista y vital.


Que tienes otros gustos y no quieres decorarlo de manera temática, siempre puedes recurrir a darle color de manera más suave y sutil, con pequeños detalles como flores, motivos geométricos, animales o cualquier cosa que le guste mucho, siempre en su color favorito:






Si lo que te gusta más es ir con las últimas tendencias, pues entonces puedes ir variando los objetos decorativos, la ropa de cama y resto de complementos textiles. Por ejemplo, para conseguir una habitación infantil en estilo nórdico, tan sólo tienes que añadir pequeños detalles en los colores y formas de este estilo, y así conseguir cambiar por completo toda la habitación.



En realidad son los complementos, los colores y los tonos, las telas elegidas para el textil de la habitación, así como sus motivos y estampados, los que conseguirán crear un ambiente en determinado estilo, bien sea escandinavo, romántico, clásico, rústico o moderno... porque con el blanco todo es posible.




"La tendencia en el diseño de los muebles, que cada vez busca más la sencillez, hace que se prescinda de adornos y enmarcados, por lo que pequeños detalles del mueble, como la forma o el color del tirador, determinan muchas veces el estilo del mismo"


Saber acertar con los detalles, como los elementos de decoración, es fundamental para conseguir transmitir la esencia del estilo decorativo que queremos para el dormitorio infantil o juvenil.

Aunque también es verdad que pequeños detalles en el mismo mueble elegido, como la forma o el color de los tiradores le conferirán  más un estilo u otro. Para ayudarte en todas estas cosas, estamos nosotros, claro. :)







 "El color blanco es el que mejor te permite hacer la transición de un estilo a otro, según vayan cambiando tus gustos o las tendencias decorativas."





Queda claro que el color blanco es el que mejor te permite hacer la transición de un estilo a otro, según vayan cambiando tus gustos o las tendencias decorativas... Pero ¡ojo! porque no todo vale.




Si a pesar de tener la habitación completamente vestida y decorada, sigues encontrándola fría y desangelada, quizás te equivocaste al elegir las texturas, los colores, las tonalidades o el estilo del resto de complementos. Lo mejor es que vayas añadiendo poco a poco las cosas que vas encontrando y te van gustando, y que además encajan con el estilo que quieres conseguir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario