Decorar dormitorios juveniles | La magia de los detalles

Amueblar un dormitorio juvenil con las piezas básicas no es muy recomendable. A no ser que quieras obtener como resultado una habitación sin gracia, sin ningún interés estético.


Prácticamente todos las habitaciones para jóvenes o niños que puedes ver en nuestra página web tienen los mismo elementos: Zona de almacenaje para ropa, zona de estudio y zona de descanso. Es decir, los muebles esenciales que no pueden faltar en ninguna habitación juvenil: Cama(s), armario y mesa de escritorio.




Entonces, ¿qué diferencia hay entre unos y otros? o, lo que es lo mismo, ¿por qué algunos llaman mucho más mi atención que otros? La respuesta está en los detalles.



Sí, en esos muebles que, además de ser prácticos, añaden un toque diferente y personal al espacio.



Librerías con puertas, estantes de pared, cubos, módulos de colgar con puerta, etc... son los elementos de los que dispones para realizar bonitas composiciones que aporten ese toque original y diferenciador al dormitorio de tu hijo.









De acuerdo, los vinilos y demás objetos decorativos, como perchas, ropa de cama, poufs, etc... aportan colorido y diversión a un espacio pensado para niños, pero la diferencia realmente está en las piezas principales.








Piénsalo y vuelve a mirar con detenimiento esos dormitorios juveniles que tanto te gustan. ¿Qué tienen en común? Efectivamente, la respuesta son los detalles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario