Camas juveniles | Características

¿En qué se diferencian unas camas de otras?, ¿Cuál es la que te ofrece exactamente lo que necesitas?, ¿qué criterio has de tener para elegir un tipo de cama juvenil u otra?



En este artículo, tratamos de explicártelo de manera fácil y resumida.

CAMAS TRADICIONALES


Son las camas <<de toda la vida>>, formadas por un cabecero y una piecera.




Te ofrecen una estructura sobre la que apoyar el colchón pero, a pesar de ser camas más ligeras en todos los aspectos, desaprovechan toda su parte inferior, que queda completamente diáfana.



CANAPÉS


Son la variante de las camas tradicionales, manteniendo un cabecero, pero con una estructura cerrada y un somier elevable con hidraúlicos para acceder al interior del canapé y poder guardar objetos en su interior.




CAMAS NIDO


Fueron las pioneras en aprovechar la parte baja de la cama con cajones o con una segunda cama para visitas.








Porque debes saber que las camas adicionales que se guardan bajo una cama nido baja están pensadas para ser usadas muy esporádicamente y no a diario.


CAMAS NIDO ALTAS


Actualmente puedes encontrar  camas nido un poco más elevadas, lo que te permite albergar a la vez una segunda cama y cajones.





CAMAS COMPACTAS

Como las cama nido, estas pueden ser bajas o altas...






La diferencia radica en que este tipo de camas, como su nombre indica, son más compactas. Es decir, la cama superior va completamente cerrada por detrás y en su parte superior, de manera que no necesita somier, puesto que la tabla que cierra el mueble por arriba cumple esa función.

Esta estructura queda más sólida y compacta, dotando a la cama de más seguridad y durabilidad.




Las camas compactas pueden disponerse también en L, aunque debes saber que para poner dos camas en ángulo necesitas un espacio libre concreto que no en todas las habitaciones está disponible.

CAMAS MODULARES O CAMAS DE CUBOS


Son las que te permiten más personalización, ya que cada cajón es un módulo independiente, pudiendo aplicar en cada uno de ellos un color y un tirador distintos.





Pero lo más característico de este tipo de camas es su versatilidad, ya que aparte de poder completar una pared larga completamente con módulos, puedes cambiar su forma y distribución si en algún momento te mudas a otra vivienda, o simplemente porque te apetece darle un cambio decotativo a la habitación juvenil.


LITERAS


¿Quién no las conoce? Aunque muchos papás no son muy partidarios de ellas por el miedo que les causa el hecho de que puedan caerse de la cama superior, te vendrá bien saber que nuestras literas son seguras para los niños.




Te ofrecen dos camas en el mismo espacio, dejando libre el resto de la habitación para el disfrute de los niños, o para ubicar una zona de juegos, de estudio, de almacenaje o todas las cosas a la vez.

LITERAS TREN


Son otra versión de las literas tradicionales. Pero en este caso podemos ubicar armarios o cajones en su parte inferior, pudiendo aprovechar así al máximo una pared larga y dejar también espacio libre frente a las camas.




CAMAS BLOCKS


Cuando sólo necesitamos una cama pero la habitación es tan reducida que no podemos instalar más muebles en ella, la solución son las camas block.



Dependerá de las características del dormitorio el poder aprovechar más o menos el espacio pero, sin duda, es una buena opción para aprovecharlo todo mejor.

CAMAS ABATIBLES


Son una solución alternativa a las camas anteriores.





Pensadas para poder usar el espacio de manera versatil, pudiendo una misma habitación convertirse en dormitorio por las noches y estudio de día.


VER DORMITORIOS JUVENILES




No hay comentarios:

Publicar un comentario