¿Es necesario que la mesa de estudio esté bajo la ventana?

No es necesario, quizás sí sea conveniente en algunos casos... Aunque no siempre es así.



Todo dependerá de las características y las dimensiones del dormitorio juvenil a amueblar.




La mesa de estudio no siempre es necesario que esté bajo la ventana. Especialmente si condiciona la distribución final de los muebles juveniles dentro de la habitación.



Decir que es mejor porque así se aprovecha mejor la luz natural no es del todo acertado. Porque la mayor parte del curso escolar, de octubre a abril, el niño tendrá que echar mano de luz artificial, con una lámpara o flexo, ya que durante esos meses anochece a media tarde.




Prácticamente a partir de las 17:30 h. que es cuando la mayoría de niños se sientan en la mesa a estudiar o hacer los deberes. ¿Tiene sentido entonces renunciar a un amoblamiento más óptimo o sigues prefiriendo sacrificar algún mueble por situar la mesa de estudio bajo la ventana?



Otro aspecto a tener en cuenta es que sentar al niño frente a una ventana con vistas al exterior puede, en muchos casos, despistar o entretener al niño mirando a través de ella.



Si el niño va a estar sentado en la mesa mirando hacia una pared, no debemos dejar esa pared vacía.




Podemos aprovechar para poner en ella una pizarra donde pueda anotar sus cosas, un calendario escolar o cualquier otro objeto relacionado con los estudios. No es aconsejable colgar en ella detalles personales que puedan entretenerle o despistarle.


Sobre la mesa de estudio, aproximadamente dejando unos 60 cms. desde la encimera de la mesa, vendrá bien colgar algún módulo donde pueda almacenar útiles de trabajo, como el porta lápices, algún libro o cualquier otro enser que necesite utilizar más esporádicamente y al cual pueda acceder sin necesidad de levantarse de la silla de estudio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario