La habitación de Gala y Gema

Enrique y su mujer vinieron a Singulárea desde València para reglarle la habitación infantil de sus sueños a sus dos niñas, Gala y Gema.



La habitación ya contaba con armario empotrado por lo que únicamente había que instalar en ella una zona de descanso y una de estudio.


El dormitorio infantil de Ana

Rosa vino desde Vilavella, en Castellón, a Singulárea, la tienda de dormitorios infantiles y juveniles para Valencia y Castellón en busca de una solución para amueblar la habitación de su pequeña Ana.



La habitación presentaba una plana irregular, con paredes en ángulos irregulares que dificultaba la ubicación del mobiliario y su óptimo funcionamiento.

Con nuestro servicio de instalación a medida, panelamos la parte baja de la pared frontal con el fin de salvar este inconveniente y crear un ángulo recto con el que poder amueblar la habitación de manera correcta.

Una habitación para dos en Castellón

Iván y Jessica vinieron desde el Grao de Castelló a Singulárea en busca de una solución para una habitación alargada pero muy estrecha, que además contaba con varios handicaps más: Una columna y una puerta de salida a un patio interior.




Tras contratar nuestro servicio de diseño Estudio Total 3D pudieron elegir la distribución del mobiliario que más ventajas aportaba para lo que iban buscando: Un dormitorio para dos niños, que tuviera armario para ambos y una buena mesa de estudio. 

El dormitorio juvenil de Nacho y Unai

Ana y su marido vinieron desde la Vilavella, en Castellón, para regalarle su habitación Singulárea a sus dos peques, Nacho y Unai.



Bueno, vinieron después de disfrutar de la prestación de nuestro Servicio Comodón con el que no sólo se ahorraron un montón de desplazamientos para visitar nuestra tienda de dormitorios juveniles, sino que también pudieron elegir tranquila y cómodamente desde casa la propuesta de amueblamiento de su dormitorio que mejor encajaba con lo que andaban buscando.

La habitación de Celia


La habitación Singulárea de Celia instalada en Puerto Sagunto (Valencia), contaba con varias peculiaridades: Muchos pilares y recovecos, además de dos alturas de techo distintas, detalles que complicaban el hecho de poder organizar el espacio de manera limpia y ordenada.




Pero, tras desarrollar varios diseños distintos de amueblamiento, siempre siguiendo las indicaciones de los propietarios de la habitación, en cuanto a necesidades de Celia, finalmente conseguimos una propuesta que cumpliera con todos sus requisitos, al tiempo que conseguíamos unificar espacios y "hacer desaparecer" los mencionados elementos arquitectónicos integrándolos en la composición.