Una habitación para dos niños

María vino contactó desde Almassora (Castelló) con Singulárea para contratar nuestro Servicio Comodón y que le diseñáramos un dormitorio juvenil para sus dos peques.


La habitación tenía que contar con una cama para cada niño, pero que no fuera litera, una zona de juegos y muuucho armario para su ropa y sus juguetes. Porque ya se sabe que nunca tenemos suficiente espacio para guardar todo lo que acumulamos en casa, ¿verdad?



La habitación contaba con un pasillo más amplio de lo habitual, donde se desperdiciaba mucho espacio, así que ubicamos en la entrada un armario a medida, lleno de estantes para que ahora los niños guarden sus juguetes ordenados y en el futuro puedan utilizarlo para ropa y otros objetos.



Enfrentados uno al otro, ubicamos dos armarios de 2 puertas largas, uno para cada niño. Sujeto a uno de ellos, instalamos un armario altillo de 4 puertas, y dejamos la zona inferior a éste completamente despejada.

Por la noche, ese espacio lo ocupa la segunda cama, del compacto bicama que finalmente eligió María. Y por el día, los niños disfrutan de una zona de juegos dentro de la misma habitación.


Junto a la ventana, una librería de pie con puertas donde los peques guardan sus cuentos y más juguetes, y una cómoda de 4 cajones situada justo al lado de la cama compacta, sirve de mesita de noche y ofrece un espacio de almacenamiento extra para la ropa de los niños.

El resultado: Una habitación muy aprovechada, con mucho espacio de almacenamiento y que, a pesar de no ser excesivamente ancha, ha quedado muy espaciosa y luminosa gracias a una buena elección de los colores y su aplicación en los elementos correctos.











¡GRACIAS MÁRIA POR LA FOTOS! :)


No hay comentarios:

Publicar un comentario